Costi di spedizione € 12 | GRATUITO da € 99
0

Gastos de envío Península 3,99€
GRATIS a partir de 38€

Especias: sabor, salud y beneficios

Las especias dan sabor a tu vida, mientras cuidan de ti. Condimentar una comida simple y saludable es bueno para tu paladar y también para tu salud.

Una buena manera de añadir sabor de forma fácil y saludable a tus comidas es gracias a las especias. Y no solo sirven para reducir el consumo de sal o azúcar en tu dieta, sino que el abanico de posibilidades que ofrecen es mucho más amplio.

Más allá de ese toque especial que las abuelas le ponían a las recetas -ese secreto que hacía que ciertos platos fueran únicos- las hierbas y especias tienen fitoquímicos, productos saludables que vienen de las plantas, que tienen diferentes beneficios para la salud. Desde reducir el daño a las células por su acción antioxidante hasta combatir la inflamación. Todo esto, mientras cargas de sabor a tus alimentos.

Hay innumerables especias que son utilizadas en las cocinas de todo el mundo, aunque el estudio de las propiedades y beneficios principalmente se ha realizado de las más comunes. Seguro que muchas de ellas las podrás encontrar y comprar en la tienda de tu barrio, para empezar a disfrutar de sus beneficios. A continuación mencionamos cuatro de las más comunes y a la vez más saludables.

Canela

Tiene un sabor particular y dulce y justamente es una especia que tiene beneficios para las personas que tienen altos los niveles de azúcar en sangre. Algunos estudios señalan que esta especie ayuda la regulación de la glucosa. También aporta beneficios reduciendo niveles altos de colesterol y triglicéridos.

Cúrcuma

Este fuerte color amarillo es muy común en platos indios, pero además de llamativo, posee capacidades de súper alimento. Cada vez es más común asociarlo con suplementos que combaten la inflamación, gracias a su sustancia principal llamada curcumina.

Una revisión y metanálisis de estudios clínicos proporcionaron «evidencia científica de que 8 a 12 semanas de tratamiento con extractos de cúrcuma (1000 mg / día de curcumina) puede reducir los síntomas de la artritis principalmente dolor y síntomas relacionados con la inflamación».

Jengibre

Seguramente lo relacionas con comida asiática o con un buen té cuando tienes un resfriado. Pero es usado desde hace años para aliviar también los malestares estomacales como diarreas, dolores y las náuseas. De hecho, es muy común que se recomiende a mujeres durante el embarazo para evitar los mareos mañaneros.

Se han realizado estudios para verificar su eficacia en el alivio de malestares de enfermedades como la gastritis o el síndrome de colon irritable pero no se han obtenido conclusiones definitivas. 

Cayena

Aunque no lo creas, este picante que te puede hacer sufrir, puede ayudarte a aliviar dolores, gracias a su sustancia activa llamada capsaicina, que reduce la cantidad de señales de dolor enviadas al cerebro, lo que resulta en menos molestias e incomodidad. De hecho, puedes encontrar cremas con capsaicina que son aplicadas directamente en las articulaciones y los músculos.

Quizás tus habilidades culinarias llegaban hasta ponerle solo sal y pimienta cuando más te arriesgabas en tus platos. Y esto de las especies todavía sientes que no es lo tuyo. Pues no desesperes. En la página especializada en especias Spice it Up encontramos una guía paso a paso (en inglés) para introducir sin mucho riesgo todo este sabor en tu vida.

Conócelas un poco

Si te acercas a los estantes de especias, fácilmente te darás cuenta que hay mucho más que sal en la vida. Lo ideal es entender que cada una de ellas desempeña un papel. Algunas se usan más para el color, otras para el aroma y otras para acentuar cierto sabor. Generalmente los polvos se utilizan más para mejorar el sabor mientras que las especias enteras se usan más para el aroma. Tu mismo plato te dirá si necesitas mejorar olor o sabor.

Qué especias van con qué comida

Quizás por intuición sabrás que el comino no es una especie muy usada en tortas de plátano. Las especies tienen clasificación también entre lo dulce, picante o fuerte. Por ejemplo especias como la nuez moscada, la canela, el clavo y el cardamomo le darán un poco de sabor y dulzura al alimento. Chile en polvo, pimienta y garam masala le darán calor. Cilantro y comino son potenciadores de sabor.

Todo con moderación

Por más que hayas leído de los beneficios saludables de la canela o de la cúrcuma, no bañes tus alimentos en las mismas. Esto podría darle un sabor raro y hasta casi amargo a las preparaciones. Lo ideal es que comiences con pequeñas cantidades, de ½ a 1 cucharadita de especias, y sobre todo si eres nuevo, ve avanzando lentamente.

Y por supuesto, experimenta y disfruta. No tienes que agregar estas especies que hemos nombrado a todas tus comidas y de hecho, estas no son las únicas que te pueden traer beneficios. Pero si es divertido aprender que hay todo un mundo lleno de sabor que te espera en las especias y seguramente, ¡tu salud te lo agradecerá!

 

Foto Matej Madar


Più antica pubblicazione Ultima pubblicazione