Costi di spedizione € 12 | GRATUITO da € 99
0

Gastos de envío Península 3,99€
GRATIS a partir de 38€

Hoy por ti, mañana por mí: los beneficios de donar sangre

Seguramente en algún momento de tu vida te habrás preguntado si debes donar sangre, o quizás ya lo has hecho en alguna ocasión. Si aún no te lo has planteado, aquí te contamos como este simple gesto solidario ayuda a salvar vidas.

La Cruz Roja lo plantea de manera simple: «La sangre es necesaria para salvar vidas en tiempos de emergencia y para sostener la vida de las personas con afecciones médicas, como leucemia, talasemia y trastornos hemorrágicos, así como de pacientes que se someten a cirugías importantes. Para muchos pacientes, los donantes de sangre son su sustento. Una unidad de sangre puede salvar tres vidas».

En España la donación de sangre se hace de manera voluntaria y según los datos de la Federación Española de Donantes de Sangre en 2018 se produjeron 1.685.301 donaciones de sangre, lo cual se traduce en 36,07 donaciones por cada 1.000 habitantes.

Hay varias razones por las que debemos formar parte de estas estadísticas. Una de las más importantes es saber que cada donación de sangre ayuda a salvar hasta tres vidas, ya que el contenido de la bolsa de cada extracción se divide en tres componentes hematíes (glóbulos rojos), plasma y plaquetas que van destinados a diferentes pacientes.

Además, por más que haya avanzado la tecnología, todavía no se puede sintetizar la sangre en laboratorios y como los componentes sanguíneos caducan, todos los días se necesitan nuevas donaciones. Para que te hagas una idea, los hematíes duran 42 días, las plaquetas solo de 5 a 7 días y el plasma puede congelarse hasta 3 años.

Otra razón de peso es que 1 de cada 10 personas necesita una transfusión de sangre cuando es ingresada en un hospital. Quizás puede ser un familiar, un amigo, un conocido o tu mismo quien necesite de ella. Hoy por ti, mañana por mí.

A pesar de todos estos argumentos a favor, aún nos encontramos personas recelosas a donar sangre, en muchos casos debido a falsos mitos que carecen de fundamento. A continuación mencionamos algunos de estos mitos:

  • Donar sangre duele. Lo único que puede «molestar» es la presión de la aguja cuando se introduce en el brazo. Como cuando te extraen sangre para cualquier examen. Es completamente indoloro aunque algunas personas pueden sentirse un poco mareadas.
  • Toma mucho tiempo. La duración real del procedimiento es solo de 8 a 10 minutos. Salvo si donas plaquetas, glóbulos rojos o plasma por aféresis, que puedes tardar 2 horas.
  • No puedo donar si tengo tatuajes o piercings. Si tu tatuaje fue hecho con instrumentos esterilizados y en lugares regulados no debes tener ningún problema. Si el tatuaje es reciente, sí debes esperar al menos seis meses.
  • No puedo donar sangre si estoy tomando medicación. La respuesta aquí es depende. Muchas veces no es el medicamento en sí, sino la razón por la que fue prescrito. En este enlace puedes encontrar algunas exclusiones por consumo de medicamentos.

Frente a estos mitos, son numerosos los beneficios reales de donar sangre, entre los que destacan:

  • Fomenta el sentimiento de solidaridad y aumenta la autoestima. Quizás no tienes mucho que compartir pero donar sangre te hará sentir parte de la comunidad y tendrá un impacto positivo en la vida de quien la recibe.
  • Reduce la presión sanguínea y ayuda al corazón. Según un estudio, donar sangre puede reducir la presión sanguínea. En otra investigación hacen referencia a que esta práctica parece colaborar en la salud del corazón de los donantes.
  • Reduce el exceso de hierro en sangre. Hoy en día, la acumulación de hierro en la sangre es el origen de numerosas enfermedades. Ante este hecho, donar sangre es uno de los mejores remedios para reducir este factor de riesgo.
  • Mejora la salud en general e incrementa la esperanza de vida. Según otro estudio basado en datos recolectados entre millones de donantes de Dinamarca y Suecia, los donantes frecuentes de sangre viven más que aquellos que donan esporádicamente.

¿Quieres ser un donante?

Para donar sangre en España se necesita de muy poco: tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kg.

Son excluidas de la donación de sangre personas que tengan enfermedades cardiovasculares graves, del sistema nervioso central, diabéticos tratados con insulina o enfermedades infecciosas como hepatitis B, hepatitis C o SIDA. De igual manera si presentas una enfermedad crónica debes comunicarlo para saber si eres apto.

Hay algunas recomendaciones básicas y generales que puedes tomar en consideración antes de donar sangre como lo son: dormir suficiente antes de donar, consumir una comida saludable y estar bien hidratado. Si te mareas después del procedimiento acuéstate hasta que se te pase la sensación, continúa hidratándote y evita la actividad física intensa durante las próximas cinco horas.

Si quieres información del centro de donación más cercano en tu Comunidad Autónoma, puedes acceder a este enlaceY recuerda que al donar salvas vidas. Tu salud -y seguramente la de alguien más- te lo agradecerá.

 


Più antica pubblicazione Ultima pubblicazione