Costi di spedizione € 12 | GRATUITO da € 99
0

Gastos de envío Península 3,99€
GRATIS a partir de 38€

Beneficios del colágeno para nuestro cuerpo

¿Sabías que el colágeno es el principal componente de la piel y los huesos? ¿Y que, además, el colágeno es una proteína que se encarga de producir fibras que componen más del 25% de la masa proteica de nuestro cuerpo?

EL COLÁGENO EN NUESTRO CUERPO

El colágeno está formado por una familia de proteínas y es el principal componente estructural de los tejidos del cuerpo. La piel, los cartílagos, las arterias, los ligamentos, los tendones, el pulmón o el hígado tienen colágeno.

Constituye la mayor parte de proteína corporal que se encuentra en un adulto. Se clasifican en diferentes tipos:

  • Tipo 1: se encuentra en la piel, los tendones, los órganos internos y las partes orgánicas de los huesos. Aproximadamente el 90% del colágeno en el cuerpo es de este tipo.
  • Tipo 2: se halla en los cartílagos.
  • Tipo 3: forma parte de la médula ósea y los tejidos linfoides.
  • Tipo 4: está presente en la membrana basal (láminas delgadas de colágeno que rodean la mayoría de los tipos de tejidos).
  • Tipo 5: se encuentra en el cabello y la superficie de las células.

Las fibras con colágeno se caracterizan por ser flexibles y muy resistentes a la tracción. Piensa por ejemplo en los tendones que soportan las contracciones musculares de hasta varios cientos de kilogramos por centímetro cuadrado antes de romperse.

LA FORMACIÓN DEL COLÁGENO

Nuestro organismo produce de forma natural su propio colágeno al descomponer las proteínas de la dieta en aminoácidos. 

El colágeno es la proteína que proporciona la estructura a los tejidos cartilaginosos que protegen los huesos de las articulaciones. La formación y regeneración del cartílago (por ejemplo, tras una lesión) dependerá en gran medida de la alimentación.

Para su síntesis, el cuerpo necesita, principalmente, la combinación de los aminoácidos glicina y prolina. Este proceso utiliza además vitamina C.

Veamos dónde puedes obtener estos nutrientes para asegurar que no te falta ninguno de ellos:

  • Vitamina C. Podemos hallarla en frutas cítricas, pimientos y fresas.
  • Prolina. Se encuentra en las claras de huevo, los productos lácteos, el repollo, los espárragos y los champiñones.
  • Glicina. La piel de cerdo, piel de pollo y gelatina contienen grandes cantidades.

BENEFICIOS DEL COLÁGENO

Como decíamos, el colágeno forma parte de la mayoría de estructuras del organismo. Por este motivo, producirlo en las cantidades adecuadas aporta grandes beneficios a la salud.

  • Mejora la salud de la piel, aumentando su elasticidad e hidratación y reduciendo la sequedad y la aparición de arrugas.
  • Alivia el dolor articular. Las lesiones articulares se producen por el desgaste del cartílago o por daño en los ligamentos en la unión de dos o más huesos. El colágeno es el responsable de regenerar estos tejidos.
  • En el caso de la osteoartritis, el colágeno también es indispensable y los suplementos de colágeno pueden ayudar a aliviar su dolor. La artritis hace que el colágeno de las articulaciones se descomponga más rápido de lo que se puede reponer, lo que provoca dolor y disminución de la movilidad. Su forma más habitual es la osteoartritis y suele afectar a manos, rodillas, cadera y columna.
  • Los huesos están formados principalmente por colágeno. Por lo que su formación es fundamental para prevenir la pérdida ósea y reducir el riesgo de fracturas.
  • Ayuda a mantener la masa muscular debido a que el colágeno forma entre el 1-10% del tejido muscular.
  • Mejora la salud cardiaca mediante la formación estructural de las arterias y los vasos sanguíneos.
  • Aumenta la dureza de uñas, dientes y pelo.
  • Se utiliza también en el tratamiento de heridas mediante el uso de apósitos para promover la curación y prevenir infecciones.

CÓMO OBTENER COLÁGENO

Obtenemos los componentes básicos del colágeno al comer una dieta equilibrada de alimentos ricos en proteínas (carne, pescado, huevos, lácteos, legumbres, nueces...).

Los tejidos conectivos de origen animal son ricos en colágeno, lo que puede favorecer la síntesis de colágeno por nuestro organismo al aumentar la disponibilidad de los aminoácidos específicos que lo forman.

Algunos ejemplos son los huesos, la piel, la gelatina. Se encuentran en platos tradicionales como los callos, las manitas de cerdo y el caldo de pescado o de huesos.

Además, parece que algunos alimentos favorecen la producción natural de colágeno por nuestro cuerpo, como el jengibre, el brócoli, los cítricos y el salmón.

Añadir frutas y verduras ricas en antioxidantes tiene el beneficio adicional de proteger al cuerpo del estrés oxidativo que puede degradar el colágeno.

Por otro lado, la capacidad del cuerpo para producir colágeno disminuye a medida que envejecemos. Algunos factores como el tabaquismo, el consumo de azúcares añadidos y carbohidratos refinados y la exposición excesiva al sol también pueden inhibir la producción de colágeno.

Los suplementos de colágeno son otra opción. Diferentes estudios han demostrado los beneficios del consumo de colágeno hidrolizado para estimular la unión del colágeno en la unión articular. En estos casos la dosis que se recomienda está entre 7 y 10 gramos diarios de colágeno hidrolizado.

EN RESUMEN

El colágeno es el principal componente de la piel y los huesos y es la proteína de mayor cantidad en el cuerpo.

El colágeno también es usado para aliviar el dolor en algunos casos de osteoartritis y para mejorar la curación de heridas.

El cuerpo produce su propio colágeno a través de los nutrientes obtenidos de la alimentación.

Para la producción de colágeno, necesitas principalmente los aminoácidos glicina y prolina, y vitamina C.

Los alimentos ricos en colágeno pueden ayudarte a disponer de todo lo necesario para sintetizarlo. Puedes encontrar bastante colágeno en:

  • La piel del pollo.
  • El caldo de huesos.
  • La gelatina.
  • Platos como las manitas de cerdo, la oreja o los callos.

Sin embargo, con el envejecimiento se reduce nuestra capacidad de producir colágeno. Por lo que es preciso aumentar las cantidades de ingesta. Además, existen otros factores que pueden interferir en la síntesis de colágeno:

  • Minimiza el consumo de hidratos refinados.
  • Evita el tabaco.
  • Ten cuidado con la exposición excesiva al sol.

Otra opción que parece beneficiosa son los suplementos de colágeno. En Paleobull tenemos Elixir, que combina colágeno y TCM (triglicéridos de cadena media).

Así que, si quieres mantener tus articulaciones sanas y evitar los problemas del desgaste de los cartílagos, asegúrate de tomar el colágeno necesario. ¡Tu salud te lo agradecerá!


¿Te ha gustado el artículo? Únete a la tribu y estarás al día de nuestras publicaciones y descuentos especiales. ¡Ya somos más de 85.000!


¡Comparte este artículo, gracias!


Più antica pubblicazione Ultima pubblicazione